ALICIA ALONSO EN PALABRAS DE POETAS

Autor: Selección de Pedro Simón

ALICIA ALONSO

EN PALABRAS DE POETAS

Selección: Pedro Simón

Colaborador José Ramón Neyra

© Varios autores

© Fotografía cubierta: Tonatiúh Gutiérrez

© Sobre la presente edición: Ediciones Cumbres, 2015

Fuentes: Fondos documentales y bibliográficos

del Museo Nacional de la Danza, de Cuba.

EDICIONES CUMBRES

[ Mayda B. Performance S.L. ]

c/ Arties 2 Puerta 95 - 28660 Boadilla del Monte, Madrid

edicionescumbres@maydabperformance.es

www.edicionescumbres.com

Blog: edicionescumbres.wordpress.com

Equipo de Ediciones Cumbres:

Dirección artística: Liuba Cid

Dirección del departamento de diseño: Carril Bustamante

Asistente de producción: Mercy País

Colaboradora editorial: Neiva Cid

Comunicación: Amado del Pino

Dirección editorial: Mayda Bustamante

ISBN: 978-84-943713-7-0

Depósito Legal: M-33798-2015

Impreso en Liber Digital, S.A.

Distribuye: Distriforma

 

 

 

 

 

 



RESEÑA A LA EDICIÓN

ALICIA ALONSO, BAILARINA

EN EL MISTERIO

Una fotografía de Alicia Alonso ante la Puerta de Alcalá, en Madrid. La mujer atraviesa el tiempo con la intensidad de su gesto, y anticipa los hechos que le irán dando forma; sella la majestuosidad de un pacto con la Belleza y, a cambio, se deja atravesar por el misterio de la luz. La imagen, desde ese instante, se abre a la experiencia profunda de la contemplación.

La intención es una indómita necesidad de obedecer a su naturaleza, danzar incluso cuando no haya intención expresa de hacerlo. La intención, como en la semilla de esas actitudes exclusivas e indispensables capaces de determinarle el rumbo al mundo, está en la propia alma.

Alma que danza en el cuerpo porque el cuerpo lo hace en ella, hasta que ambos forman una pareja abrazada en tal pas de deux que, como las palabras en los versos, requieren unas de las otras para que el Poema florezca.

He dicho que era una fotografía. Quizás tendría que decir ahora que se trata, más bien, de un corazón latiendo entre el absoluto y los caminos de la existencia. Porque la mujer reparte con su gesto lo que puede su nombre: Alicia-Aletheia-Desvelamiento.

Y al desvelar, entonces, lo que aguardaba bajo el manto de lo prosaico, cada movimiento del pasado y del porvenir quedará eternizado en los pies que reten a la gravedad de las horas; en el equilibrio de las raíces donde las mujeres aprendemos nuestra naturaleza demiúrgica; en el giro ritual que le creará materia a los sueños. Los poetas lo saben, lo sabemos, y lo escriben –lo escribimos- para que los demás lo sepan también, y para que los sentimientos y las cosas que los sentimientos anuncian, inicien con dignidad la tarea de vivir.

Pedro Simón ha ido guardando cada nota depositada en el mundo que Alicia Alonso inauguraba con su danza. Amoroso cuidado el de quien persevera en la ceremonia del libro que, al leerlo, llena las habitaciones de mariposas frágiles convertidas en faros siempre en vela. Libro donde reviven aquellos momentos que exigieron a los poetas ser custodiados en sus versos, para que aquel tiempo detenido recuerde lo que la Danza señala, esa isla infinita de la esperanza y la libertad. Poemas, reflexiones que Alicia Alonso ha inspirado, múltiples voces de delicado coro. Nombres indispensables de Cuba, de España, del territorio compartido que solo la Poesía sabe tejer sin violentar la riqueza que supone la diferencia. Aletheia, Desvelamiento. Estrellas que brillan, unidas, en una constelación: Alicia Alonso. En palabras de poetas.

Y, junto a tales palabras —de nuevo solemne pas de deux— fotografías que eluden el papel y caminan entre los espacios de silencio y sombra que conforman un verso, que conforman una coreografía, que conforman una actitud, que conforman un espacio para acoger el sublime acto de amor que es el Arte. Ese lugar donde la generosidad de Pedro Simón nos está esperando, donde el esmero de Ediciones Cumbres, una vez más, nos recibe.

Un regalo, en definitiva. Como Alicia Alonso, esa palabra de poeta, esa valiente bailarina en el misterio. Ese misterio…

(El Espinar, en el otoño de 2015)

Marifé Santiago Bolaños

   

 

selección de PEDRO SIMÓN

ALGUNOS DE LOS POEMAS CONTENIDOS EN LA EDICIÓN

 

Santiago Bolaños, Marifé

Alicia Alonso, bailarina

en el Misterio

Augier, Ángel (Cuba, 1919-2010)

“En tu jardín solar de mar y viento”, 1947

Baquero, Joaquín (Cuba, 1951)

“Homenaje”, 1977

“Viaje de Alicia y Giselle”, 1977

“Alicia siempre amaneciendo”, 1977

“[Alicia Alonso en] Carmen”, 1977

Barnet, Miguel (Cuba, 1940)

“Alicia”, 1977

Carpentier, Alejo (Cuba, 1904-1980)

“A Alicia”, 1972

Castelo, Santiago (España, 1948-2015)

“Es la magia que enamora…”, 1986

“Ella…”, 1993

“A vueltas con Alicia”, 2012.

Céspedes, Carlos Manuel de (Cuba, 1936-2014)

“Confesión a Alicia Alonso”.

Chacón Nardi, Rafaela (Cuba, 1926-2001)

“Dos poemas por Alicia”, 1967

“Alicia Alonso en Carmen”, 1984.

“Dueña del aire”, 1991

Consuegra, Pedro (Cuba, 1938)

“A Alicia”, 1990.

Contreras, Félix (Cuba, 1949)

“Arte de Alicia Alonso”, 1982

Cos Causse, Jesús (Cuba, 1945-2007)

“Canción de elogio para Alicia Alonso”, 1978.

 

 

 

Dallal, Alberto (México, 1937)

“Alicia Alonso”, 1974..

Díaz Martínez, Manuel (Cuba, 1936)

“La Giselle de Alicia Alonso”, 1978.

Diego, Eliseo (Cuba, 1920-1994)

“Saludo y homenaje a Alicia Alonso”

Estévez, Abilio (Cuba, 1954)

“La bailarina y el bosque encantado”, 2015

Estévez Jordán, Rolando (Cuba, 1953)

“Bailarina”, 2012

Feijóo, Samuel (Cuba, 1914-1992)

“Décimas por Alicia Alonso”, 1986

Feria, Lina de (Cuba, 1945)

“Para Alicia Alonso”, 2013..

Fernández, Pablo Armando (Cuba, 1930)

“Para Alicia”, 1978.

Friol, Roberto (Cuba, 1928-2010)

“Alicia Alonso”, 1985.

Gandolfo, Mirtha (Uruguay, 1922)

(... Y OTROS POEMAS)

 

 

TEXTOS EN PROSA

García Marruz, Fina (Cuba, 1923)

“Alicia Alonso en el país de la danza”, 1974.

 

Lezama Lima, José (Cuba, 1910-1976)

“Alicia Alonso o un punto rosa”, 1949.

“Fiesta de Alicia Alonso”, 1973.

Loynaz, Dulce María (Cuba, 1902-1997)

“Como un rayo de luz”, 1948.

Marinello, Juan (Cuba, 1898-1977)

“Una luz distinta y más alta”, 1971.

 

Vitier, Cintio (Cuba, 1921-2009)

 

“La gloria cubana”, 1993.


 

 

EN TU JARDÍN

SOLAR DE MAR Y VIENTO

I

La figura del aire que de pronto se anima

y levanta su estatua fugitiva,

(con tu penacho de suspiro y sombra,

palmera giradora)

o emergente, la forma de la música

agitando su leve, sonora arquitectura.

(Tus pétalos abiertos a la aurora,

estremecida rosa)

o de la luz quizá la imagen transparente

que, en silencio sorprendido crece

(ala de amor y gracia de paloma,

estrella voladora).

La temblorosa sencillez del agua,

su desnuda presencia, su claridad descalza

(oh, flor del viento, líquida gaviota,

atormentada ola)

II

Como cuando la lluvia con sus húmedos dedos,

como cuando la tarde con su mirada absorta,

como cuando un vestido se sumerge

y queda sólo el nombre de un pájaro asustado

y un recuerdo flotando en el pañuelo,

y la voz se incorpora como para asomarse

y cruza atravesada de relámpagos;

como cuando se arroja una palabra

y en el aire una mano la recoge y la enciende,

y los cabellos tiemblan para el último grito,

y los cañaverales con sus llamas,

con su danza de llamas y su inútil secreto

que derrama la miel como la espuma

y el sol quemando la dulzura dócil

y la piel fugitiva de la estatua,

piel que devuelve al aire su sonido,

su perfecta figura.

y esa herida que pasa silenciosa

y se mueve en el fondo de los ojos nocturnos

como para librarse de su sangre

y al músculo traspasa su reposada angustia

en ese movimiento de libélula o sueño

III

Cálida, exacta, musical palmera,

en su pura razón de mar y viento,

la isla solar se ciñe a tu cadera

desde la historia de tu nacimiento.

Circula en el espacio a tu manera,

la sofocada estrella de tu aliento,

el trópico y su ardiente cabellera

con toda su pasión de mar y viento.

De cristal en el aire tu figura

desata transparente su escultura,

contorno y forma ya el movimiento.

Así, precipitada flor sonora,

húmeda del salitre de la aurora

en tu jardín solar de mar y viento.

1947

Ángel Augier (Cuba, 1919-2010)

HOMENAJE

Para celebrar a Alicia Alonso

no vine a decir que es ingrávida

pájaro blanco de amor

no vine a decir que transparente

vitral y espuma pudieran darnos

la clave de su danza

azorado de su baile y de su tiempo

vine a decir

que siendo cisne

ella es un largo abedul

que siendo palma ella es

en la hondonada de un salto

la mariposa del monte cubano

Más allá de las nubes sobre la tierra

Alicia parece escapar

de los brazos del joven bailarín

que la acompaña

en realidad escapa

retoma el aire con la punta de su mano

y forma un ropaje de luz

para su baile

en realidad escapa

parece fugarse a los grandes espacios

adentrarse en la noche estelar de los cosmonautas

y sin embargo vuelve

más allá de las nubes, sobre la tierra

1977

Joaquín Baquero (Cuba, 1951)


Ediciones Cumbres©

EDITORIAL DEL GRUPO MAYDAB PERFORMANCE

c/ Arties, 2 -Chalet 95 C.P.: 28660 (Boadilla del Monte)

MADRID- ESPAÑA

husoeditorial@maydabperformance.es

Tel.:(34) 915424766/www.edicionescumbres.com


Ediciones Cumbres 2017©